Les Vins Bonhomme o, lo que es lo mismo, Nathalie Bonhomme nunca deja de sorprendernos cada vez que nos llama para un nuevo proyecto: “Vamos a lanzar un gran vino al mercado y su etiqueta debe estar a la altura de los grandes Boudeaux”.

Este fue el punto de partida de El Grand Bonhomme,  por lo que el proceso de diseño estuvo centrado en una estética afrancesada y un estilo “Château” que permitía conservar la personalidad jovial de la marca y su carácter slow. La simulación del lacre sellado, a través de serigrafías y relieves, puso la guinda y reforzó la imagen clásica de este “grand” vino.

Diseño de etiqueta de vino Gran Bonhomme