La etiqueta del vino, clave del éxito

EL DISEÑO, AL SERVICIO DE LA CALIDAD DE LOS VINOS.

Imagine un consumidor tipo, uno de tantos que va en busca de un vino para una ocasión concreta, una cena íntima, una reunión con amigos, un regalo… ¿Cuál cree que será su intención de compra? Básicamente podríamos atribuirle tres: conoce y entiende y el vino, por lo tanto sabe lo que va a comprar; es fiel a una marca o denominación y su compra está muy enfocada; o es un desconocedor y se guía por intuición, recomendaciones o por lo que le gusta a golpe de vista. Múltiples estudios sobre hábitos de compra determinan que la mayoría de consumidores de vino se encuentran en la tercera categoría, lo que debería llevarnos a plantear si la presentación de nuestro vino es aquella que hará decantarse a nuestro comprador.

Nuevo diseño etiquetas Tintoralba

 En España existen algo más de 4.000 bodegas, cada una con más o menos referencias. El dato ofrece una idea de lo saturado y competitivo que es el mercado vinícola español y de la necesidad imprescindible de identificarse, diferenciarse y de atraer la atención del consumidor. Desde esta perspectiva, el diseño de la etiqueta de un vino es una acertada estrategia de posiciomaniento, convirtiéndose en una ventaja competitiva más que interesante.


Las etiquetas constituyen uno de los factores más importantes en el proceso de elección de un vino, es una de las primeras informaciones que el consumidor recibe, refleja el alma de la marca y promete una experiencia. Es una aproximación emocional con el cliente.Se debe vestir el vino para seducir, provocar inquietudes y necesidad de descubrimientocuidando al detalle no sólo la etiqueta, también la cápsula, la contraetiqueta, la botella, los materiales, etc. Obviamente, el contenido debe superar las expectativas, pues nada sustituye un gran vino, pero pobremente presentado no acompañará los sabores del éxito.

En resumidas cuentas, una buena etiqueta puede ser clave para el éxito de un vino y cada vez son más las bodegas, grandes y pequeñas, que ven en el diseño de sus etiquetas un gran aliado en la estrategia empresarial y una oportunidad destacable para diferenciar sus productos.